STC

9 de enero de 2009

¿Pero qué es esto?


Qué nombre tan ridículo... ¿NAS1423?


El otro día, comiendo con unos compañeros, tratábamos el tema que se ha convertido casi en nuestra obsesión: como inventar algo o encontrar una nueva idea que nos haga ricos y evite que tengamos que levantarnos a las seis y media para ir a currar. Sin éxito, claro.

¿y qué tiene que ver esto con las siglas del blog?

En un momento dado, no sé a cuento de que, dije que en el fondo daba igual. Que en el mundo tenía que haber miles de millones de "extras" de relleno para que unos pocos sean famosos y ricos. Para que haya un Brad Pitt, un Almodovar, un Nadal, debe haber millones que lleven una vida oscura, trabajen como cabrones y se vayan dos semanas al año de vacaciones a la playa, con la parienta y los hijos. Punto. Tipos estandar.

"¡Tú si que eres estandar, chaval... más que eso, eres una pieza estandar, de las de las que nos venden por sacos para los montajes!" - me contestó uno.

Y todos nos partimos a reir.

Pero bien pensado, sí que lo soy. Al igual que muchos de vosotros (por no decir todos). Somos "piezas estandar". "Normales" en nuestra jerga. Así que yo he escogido ser una NAS1423. Literalmente una tuerca, plana, hexagonal, fina, frenable. Con rosca.

¿siempre eres tan negativo?

¡Pero qué dices! De negativo nada... ser una pieza estandar tiene sus ventajas: puedes leer tranquilamente el periódico en una terraza sin paparazzi, irte de vacaciones donde quieras sin salir en la portada del Hola! o salir de copas sin que te destripen los del Corazón-Corazón. No todo es malo.

¿Y de qué va esto del blog de NAS1423?

Pues tío, ya preguntas tanto, dímelo tú.

1 comentario: